Laurel

0 comentarios admin Por admin El 20 de agosto de 2012

El laurel o lauro ( Laurus nobilis ) es un arbusto o árbol perenne de hasta 15 m de alto, perteneciente a la familia de las lauráceas, a la que da nombre. Esta planta tan conocida sobre todo en el Mediterráneo, se ha cultivado en el norte de Europa desde siempre, y sus hojas son utilizadas como condimento en la cocina.

El Laurel ha estado vinculado desde la antigüedad al triunfo. Los emperadores romanos eran coronados con Laurel y a los vencidos en un combate también se les coronaba con él. Cuando Jesucristo hizo su entrada en Jerusalén, se le recibió con palmas y Laurel.

El sabor y el aroma del laurel son básicamente balsámicos con un toque de fresco, dulce y picante. Se usan en adobos con vinagre, porque así se suaviza el sabor.

En la cocina se utiliza mucho en todos los países europeos en: adobos de pescados azules, marinadas, verduras en vinagre, ramitos de hierbas para caldos, guisos, en las, natillas.

Crece silvestre en forma de arbusto, sino se podara llegaría con los años a crecer como un árbol de 5-10 m de altura, detronco recto con la corteza gris y la copa densa, oscura. Ramaje erecto.

e pueden recoger las hojas durante todo el año para uso en fresco o hacer ramilletes para secar en otoño, bien sea en la oscuridad o al horno. Las hojas secas tienen un sabor más intenso que las frescas.

Muy importante: cuidado de no confundir el Laurel (Laurus nobilis) con el Laurel-cerezo o Laurel real (Prunus laurocerasus) al que se parece en cierta forma. Esta última planta es tóxica por ingestión para las personas.

Laurel (Laurus nobilis)

Laurel-cerezo

 

 

Receta del día

Arroz verde al aroma de laurel

Ingredientes:

  • 200 gramos de arroz redondo tipo bomba.
  • 3 dientes de ajo.
  • Unas ramitas de perejil.
  • 2 hojas de laurel.
  • 4 cucharadas de aceite de oliva.
  • Sal.

 Preparación:

Sofreímos unos dientes de ajos cortados muy finitos (‘brounoisse’).

Rehogamos el arroz en el sofrito caliente hasta que los granos cojan un poco de color.

A continuación, añadimos el agua muy caliente (el doble de volumen de agua que de arroz) junto con unas hojitas de laurel.

A mitad de cocción añadimos el perejil picado.

Ponemos el arroz a punto de sal y lo dejamos hervir a fuego suave durante 20 minutos.

El resultado final es un arroz blanco, seco y suelto que nos puede servir como plato principal o como guarnición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico nunca será compartida.

*